lunes, 6 de marzo de 2017

Harta

Pelirroja está mirando al techo tumbada en su cama, pensativa.
Solo alumbra una diminuta llama encerrada en un plástico rojo nombrado como "velón" todo su cuarto.
Pelirroja gira todo su cuerpo hacia la derecha, pensativa.
vuelve a girarse esta vez hacia la izquierda, pensativa.
Y no puede dormir...

Pelirroja está cansada, está harta.
Harta de la monotonía que se cierne a su alrededor, y está cansada de hacer cosas que no le gustan y las hace por obligación.
Ella nunca buscó ser una jodida Britney Spears, ni una Katty Perry del tres al cuarto.
Ella solo busca tener una salud estable, no que la obligasen a ser como las demás chicas delgadas del barrio.
Ella solo buscaba una estabilidad consigo misma, no que la apoyasen a tener pareja para depender de ella y tener un futuro dependiente asegurado.
Ella solo quería luchar por sus sueños, no que decidiesen por ella.
Ella solo quería ser libre, no que cortasen sus alas...
¿Qué tiene la noche que siempre nos hace tan miserables? 
La ansiedad invade cada milímetro de su cuerpo y lloraría, y creerme que lo haría...si pudiese, claro.
La vida es un ser cruel que nos mira por encima del hombro como si fuésemos la escoria más grande del planeta...
Está cansada de perder gente, ella nunca deseó toda esta mierda...y aun así es inevitable escapar de "la maldición de amumu".
Se siente estresada...siente que a pesar de tratar de mantener el equilibrio, es inevitable sentirse inútil, pues su enfermedad va a peor.
Está cansada de fingir.
Ella no eligió estar enferma, ella no eligió esta mierda,
y aun así, es insuficiente...

Pelirroja está cada día más harta, pero sabe que luchar consigo misma es dura tarea, y solo podrá afrontarla sola.
Lleva años siendo a cada paso cada vez más fuerte, llorando para pulgar su pena y salir de esta, pero cada paso la ha vuelto más seria, más fría...

Sabe que ha cambiado, que ya no es la misma...

Pelirroja está cansada, cierra los ojos y a pesar de todo ya está perdiendo facultad para distinguir entre lo real y lo ficticio.
Demasiado tiempo durmiendo mal, las pesadillas y los sueños raros con sudores fríos acompañan el insomnio...
Lleva tanto tiempo sumergida en la oscuridad que ya no le afecta.

Pelirroja termina en los brazos de Morfeo.

¿Qué tiene la noche que siempre nos hace tan miserables...? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada